Si bien son comunes en cada una de las estructuras que visitamos, una ventana mal instalada puede acarrear diversos problemas en una vivienda, ya que puede causar filtraciones de agua de lluvia, así como también elevar los costes de consumo energético, al permitir la entrada de corrientes frías de aire hacia el interior de la vivienda.

Es por esta razón que cuando se realiza alguna reforma, o se desea cambiar las ventanas, se necesita del personal calificado para realizar dicha actividad, ya que buscar a alguien que no tenga conocimientos de esto, solamente para ahorrar algunos euros, definitivamente saldrá más caro a largo plazo. En Aragonesa de PVC te ayudamos.

Instalación de ventanas de PVC

Si bien esta es una tarea relativamente fácil, también requiere cierto nivel de precisión, ya que de quedar mal instalada, podrá tener repercusiones futuras, las cuales según el daño realizado por una mala instalación, pueden llegar a ser costosas.

  • Saca la ventana vieja: Lo primero que debes hacer es eliminar la ventana antigua, esto se puede hacer utilizando un destornillador, ya que generalmente van fijadas de forma mecánica a la pared.
  • Limpia el marco: Se debe limpiar muy bien la parte donde va a ir colocada la ventana, ya que no pueden quedar escombros que alteren la alineación de la misma; si algún pedazo de yeso se desprende, debe ser reparado con el mismo material.
  • Nivelación: Ya que la ventana debe quedar completamente nivelada, se debe asegurar que cada uno de los lados sean completamente rectos.
  • Decide dónde perforar: Presenta la ventana dentro del agujero de la pared, y marca dónde debe ir cada soporte que anclará la ventana a la pared. No debe ser mayor de 100cm entre soportes.
  • Coloca la ventana: Ya una vez habiendo marcado las perforaciones, se procede a utilizar un taladro con una broca de 6mm, para hacer los orificios de los tornillos nuevos.
  • Rellena espacios: Haciendo uso de una cuña puedes levantar la ventana, y luego humedecer el vano interior para aplicar la espuma de poliuretano.
  • Aplicar sellador: Por la parte externa de la ventana, toma la pistola calafatera y aplica un cordón a lo largo de toda la unión entre la pared y la ventana. Generalmente queda un exceso de material, pero este lo podrás quitar con el dedo húmedo o con una espátula recta.
  • Crea un desnivel: En este paso se debe alfeizar haciendo una mezcla de estuco, se debe de colocar en la parte inferior del vano externo una capa de 5 mm de altura, haciendo contacto con la ventana, con cierta inclinación para que el agua al llegar a la parte inferior de la misma, se dirija a la parte externa y no quede empozada.
  • Luego de esto deberás dejar que los materiales se sequen por al menos 12 horas, una vez que estén secos, podrás aplicar la pintura de tu preferencia.

Materiales y herramientas a utilizar

Para hacer este trabajo deberás considerar la siguiente lista de materiales y herramientas.

  • Lijadora orbital.
  • Espátula.
  • Pulverizador.
  • Destornillador.
  • Cuchillo cartonero.
  • Metro de medir.
  • Mascarilla.
  • Guantes.
  • Pistola para silicona.
  • Silicona de exteriores.
  • Balde de albañil.
  • Taladro.
  • Broca de 6mm.
  • Sellador acrílico con fungicida.
  • Ventana de PVC.
  • Espuma de poliuretano.
  • 1 kilo de yeso.
  • Saco de estuco exterior.

Cabe destacar que siempre es recomendable dejarles este tipo de trabajo a los profesionales; sin embargo, sabiendo estos pasos, los materiales y herramientas que se deben utilizar, podrás asegurarte de que el trabajo que la persona contratada está haciendo es de calidad. De no cumplir con alguno de estos pasos, podrás detenerlo y localizar a alguien que pueda hacer correctamente el preciso trabajo.