Cambiar tus ventanas por unas nuevas de PVC es la forma más eficaz y económica de mejorar tu vivienda. Según el aislamiento térmico de nuestra vivienda, podemos perder o ganar una gran cantidad de calor. Si tu hogar está mal aislado, deberás cambiar las ventanas para que puedas garantizar un mayor aislamiento térmico.

Algunos aspectos a seguir para cambiar de ventanas

En primer lugar, antes de cambiar tus ventanas deberás anotar cuántas ventanas tienes y cuáles quieres cambiar. Deberás medir el hueco de cada una de ellas. Toma medida del espacio horizontal como del vertical tres veces. Puede sonar extraño, pero algunas construcciones pueden tener descuadres y si sólo medimos una vez podemos correr el riesgo de que no entre la ventana nueva.

Si mides también las diagonales del marco podrás tener una idea del descuadre del hueco.

Una vez que sepamos las dimensiones de la ventana, tendremos que elegir el tipo de apertura que queremos. En primer lugar, podemos optar por ventanas correderas. Este tipo de ventanas no quitan espacio a la estancia y son muy cómodas, aunque sólo se puede abrir el 50% del hueco y es más difícil conseguir que están estancas.

Por otro lado, las practicables necesitan espacio libre a su alrededor pero son muy estancas y permiten una apertura máxima.

Las más recomendables son las oscilo batientes, ya que están creadas con un herraje de la ventana que le permite abrir tanto en horizontal como en vertical. Para ventilar una vivienda son las más recomendadas.

Aunque también podemos encontrar las oscilo-paralelas. Éstas combinan las ventajas de las dos anteriores, además de distintas posibilidades en cuanto a colores, perfiles y cristales.

Acabados, perfiles y tipos de cristal

Hoy en día podemos encontrar muchas opciones de acabados. Se pueden aplicar dos tipos de colores a los perfiles de las ventanas: tanto lacados como foliados. Éste último es una lámina de color que se adhiere al PVC, mientras que el lacado es una capa de pintura que se aplica sobre los perfiles de aluminio. Así pueden conseguirse colores lisos y tonalidades de imitación madera.

Instalar ventanas viviendaAdemás, hoy en día existen diversas técnicas de color con la que se consigue que el PVC vaya pintado directamente en vez de con una lámina. De esta manera posibilita la aplicación de más de 150 colores.

Por otro lado, a la hora de escoger nuestras ventanas, es importante tener en cuenta el tipo de vidrio que van a llevar. Podemos encontrar sencillos, de seguridad, coloreados o bajo emisivo entre otros.

Además, debemos pensar también si queremos algún tipo de persiana o contraventanas. Recuerda que hay tanto manuales como motorizadas.

Una vez que conozcas todas las opciones, tendrás que ponerte en contacto con un equipo de profesionales que te aconseje lo mejor para cada caso. En Aragonesa de PVC somos expertos en ventanas tanto de PVC como de aluminio. No dudes en contactar con nosotros si necesitas más información al respecto o deseas instalar nuevas ventanas en tu vivienda.