Desde Aragonesa de PVC queremos contarte que la domótica ha evolucionado de forma imparable, desarrollándose durante las últimas décadas una oferta súper diversificada. Hoy es posible acceder a soluciones domóticas para todo tipo de viviendas. También es posible encontrar sistemas de domótica de diferentes gamas y adaptados a todos los bolsillos.

Por otra parte, la instalación se ha hecho cada vez más simplificada, al mismo tiempo que sus procedimientos de gestión y control. Hoy la domótica constituye arquitecturas súper eficientes e intuitivas al alcance de cualquier clase de inquilino.

¿Cómo funciona exactamente la domótica?

Un sistema domótico cuenta con un sistema de captación compuesto por un conjunto de sensores capaces de extraer información y enviarla al área de procesamiento. Está integrado tanto a la red eléctrica como al resto de redes de transmisión de información (Internet, televisión, telefonía…).

Su instalación está regulada por la instrucción ITC-BT-51 Instalaciones de sistemas de automatización, gestión técnica de la energía y seguridad para viviendas y edificios.

¿Cuáles son sus beneficios y qué aporta?

La domótica contribuye a mejorar la calidad de vida del usuario:

Los sistemas inteligentes favorecen la optimización de recursos. Esto desemboca en un ahorro energético a largo plazo. El poder programar y gestionar con total precisión el consumo de energía se traduce en un ahorro considerable también a nivel económico. La factura se ve reducida gracias al aprovechamiento de tarifas con discriminación horaria y llevando un mayor control de las necesidades mediante sistemas de monitorización de última generación.

La domótica funciona como un recurso que mejora la calidad de vida y esto también se extiende a los colectivos más vulnerables. Su sistema está adaptado a todo tipo de perfiles lo cual facilita la accesibilidad a sus funcionalidades. Al basarse en una estructura totalmente informatizada los procesos de gestión y control se hacen intuitivos y ágiles, situándose al alcance de cualquiera. Además, gracias a su alta potencialidad en TIC o tecnologías de la información y comunicación, cuentan con servicios de teleasistencia integrados.

Una mejora también en materia de seguridad: La domótica se caracteriza también por contar con sistemas de protección blindados. No sólo proporcionan una mayor cobertura ante posibles incidencias relacionadas con intrusiones. Gracias a sus sensores y sus elementos de captación puede localizar de forma ágil cualquier tipo de avería o anormalidad en cualquiera de las instalaciones del hogar. Además, su estructura puede incluir servicios de videovigilancia y seguimiento de los espacios detectando además incidentes como fugas, inundaciones o fallos eléctricos. Gracias a sus potencialidades, la domótica proporciona una mayor tranquilidad y por consiguiente una mayor calidad de vida.

Inmediatez y confortabilidad: La domótica cede el control absoluto a los propietarios sobre todos los procesos que se dan dentro del hogar. Mediante un sistema de comunicación basado en dispositivos electrónicos se pueden regular las actividades domésticas y funcionales del mobiliario y las estructuras. Esto incluye elementos básicos como los electrodomésticos y aparatos electrónicos, pero también los elementos estructurales como las persianas, los toldos o las puertas.

Un avance en materia de comunicación: Mediante un sistema de domótica los propietarios pueden estar al tanto en tiempo real de cualquier eventualidad que pueda surgir. Mediante un proceso de comunicación entre el sistema y un dispositivo móvil o un ordenador es posible conocer la situación de cualquier elemento del hogar a distancia. Así como hacer un seguimiento de los recursos energéticos que se están invirtiendo o el funcionamiento del mobiliario.

Qué es la domótica y para qué sirve

Domótica: Un avance en todas las direcciones

La domótica se ve fuertemente influenciada por los avances de la sociedad de la información lo cual proporciona numerosas ventajas a diversos niveles:

Mejora en la interacción y transmisiones de información: Mediante la integración de un sistema domótico se posibilita una correcta transmisión de información en todo tipo de formatos. Desde voz, texto, vídeo o imagen. Cualquier formato será susceptible de transmisión instantánea mediante servicios de telefonía o televisión entre otros.

Agilización de las labores de mantenimiento: Al estar constituido por una íntegramente digitalizada, el seguimiento, la instalación y mantenimiento de los diferentes equipos y elementos se simplifica. Todas estas labores podrán llevarse a cabo en remoto y de forma instantánea.

Una diversificación del ocio: Todas estas potencialidades proporcionarán un amplio espectro en lo que se refiere al esparcimiento. Un sistema domótico posibilita el uso de todo tipo de recursos que incluyen videojuegos, transmisión y gestión de elementos multimedia (vídeo, audio y sonido) espacios multi-room, salas de cine…

Implicaciones sanitarias: La domótica influirá muy positivamente en el avance del sector sanitario, agregando asistencia telemática, softwares para medir, cuantificar y seguir los tratamientos y dietas. Alarmas personales…

Comercio telemático: Los procesos de compra se podrán desarrollar con total agilidad e inmediatez sin salir de casa con alternativas clásicas como la teletienda, la televenta y la telecompra.

Economía, formación y trabajo: El acceso a los recursos financieros, la inversión de activos, el asesoramiento… Todas estas actividades podrán desarrollarse desde el seno del hogar. Además la formación también experimentará un desarrollo que priorizará los sistemas de aprendizaje a distancia. Por supuesto, esto también se extenderá al sector laboral posibilitando y mejorando el teletrabajo.

En Aragonesa de PVC llevamos a cabo soluciones domóticas para todo tipo de viviendas No dudes en contactar con nosotros, te atenderemos sin ningún compromiso.

Cómo instalar ventanas de PVCPor qué elegir ventanas climalit